Entrar en cetosis: ¿qué esperar?

Hoy es el día: el primer día de tu aventura cetogénica. Has empezado a seguir una dieta cetogénica y tu cuerpo está dando los primeros pasos hacia la cetosis. Eso significa que vas por el buen camino para  

🥗 perder peso 

🏃‍♀️ tener un mayor rendimiento 

🏃‍♀️ tener más energía 

⚡️ mejorar tu concentración 

🏋️ ¡sentirte sano/a y poderoso/a!  

Sí, tienes motivos para sentirte orgulloso/a: has dado un paso enorme para 

ser tu mejor versión.

👏👏👏


¿Cuánto tiempo te llevará?

En este punto, te estarás preguntando: «He comido un desayuno cetogénico, pero me siento prácticamente igual que ayer… ¿Cuándo notaré la cetosis?» Bueno, tendrás que esperar unos días.  

Tu cuerpo primero necesita deshacerse de sus reservas de glucosa, después empezará a producir cetonas y, por último, empezará a utilizarlas como combustible. El tiempo que tarde dependerá de lo capaz que seas de reducir los carbohidratos y también parece diferir de una persona a otra. Si no has estado en cetosis antes, lo más seguro es que tardes entre 2 y 5 días en conseguirlo.  

Y como hemos visto en el tema de ayer sobre la medición de las cetonas, la cetosis no es algo que se pueda ver o sentir con certeza. Si quieres estar seguro/a, necesitas realizar una medición. Sin embargo, hay algunos signos físicos que puedes experimentar cuando estás entrando en cetosis.  

Veamos lo que se puede esperar en los próximos días y semanas.


And from here, it gets better and better!

  • 🤗 Orinar frecuentemente. Los carbohidratos retienen mucha agua en tu cuerpo y empezarás a perderla cuando empieces a limitar los carbohidratos. Suele ser el primer signo de que algo está cambiando. Nota: si pierdes algunos kilos muy rápidamente en las dos primeras semanas, suele ser el agua que sale de tu cuerpo. 
  • 🧠 Cuidado con el estreñimiento: te falta la fibra dietética de los productos a base de cereales y pierdes más líquido de lo habitual. Bebe mucha agua, haz ejercicio y come verduras. Las nueces también son una buena opción. 
  •  Algunas personas pueden experimentar falta de energía, dolores de cabeza o dolores musculares al entrar en cetosis. Esta etapa se denomina «gripe cetogénica», pero no se trata de una gripe. Esto significa que puede que necesites vigilar tu equilibrio electrolítico. Vamos a profundizar en ello, ¡sigue leyendo! 
  • 🏃‍♂️ Tienes apetito por la sal. La sal es uno de los electrolitos más importantes, que es posible que estés perdiendo, por lo que es posible que necesites una cantidad un poco superior a la habitual.

📰 ¿Quieres saber más sobre la cetosis? ¡Lee este artículo!

Y a partir de aquí, ¡todo mejora! 

“Keto flu” is a common name for the feeling of being a bit ‘under the weather’ in the starting phase of the keto diet. Symptoms may include muscle cramps, dizziness, headaches, fatigue and mind fog.  

But rest assured, it has nothing to do with any real flu or illness. If you know what it’s about, it’s easy to handle. Plus, it’s not something every ketonian will experience – many don’t get it at all, or just a little bit. So don’t worry if you don’t notice any of it: it doesn’t mean you’re not going about your diet the right way. It’s simply personal, and it probably has to do with your electrolyte balance.  

Entonces, ¿qué es eso que llaman «gripe cetogénica»? 

La «gripe cetogénica» es un nombre común para designar la sensación de estar un poco «indispuesto/a» en la fase inicial de la dieta cetogénica. Los síntomas pueden incluir calambres musculares, mareos, dolores de cabeza, fatiga y confusión mental.  

Pero puedes estar seguro/a de que no tiene nada que ver con una gripe o enfermedad real. Si sabes de qué va, es fácil de manejar. Además, no es algo que experimenten todos los cetonianos: a muchos no les pasa o les pasa solo un poco. Así que no te preocupes si no notas nada de eso: no significa que no estés realizando tu dieta de la forma correcta. Depende de cada persona y probablemente tenga que ver con tu equilibrio electrolítico. 

Los electrolitos (minerales) importantes que tu cuerpo necesita son: 

  • Sodio 
  • Potasio 
  • Cloruro 
  • Calcio 
  • Hierro 
  • Magnesio 
  • Zinc 
  • Fosfato 
  • Bicarbonato 

Entonces, ¿cómo equilibras tus electrolitos?  

Sin entrar en demasiados detalles, aquí tiene una serie de pautas útiles.  

  1. Los alimentos sanos, naturales y puros son los mejores para reponer los electrolitos de tu cuerpo 
  1. Céntrate en las verduras de hoja verde, el aguacate, los frutos secos y el pollo, ya que son ricos en electrolitos 
  1. Trata de evitar la sudoración excesiva, como cuando haces ejercicio al aire libre cuando hace calor. 
  1. Bebe suficiente agua, pero no demasiada, ya que esto podría eliminar los electrolitos de tu cuerpo. 
  1. Evita los zumos de frutas y las bebidas deportivas, por muy ricas en electrolitos que sean: ¡son bombas de carbohidratos! 
  1. Vigila tus electrolitos, especialmente cuando estés enfermo/a o después de un entrenamiento intenso. 
  1. Si no estás seguro de estar consumiendo lo suficiente, o pierdes más de lo habitual, los suplementos de electrolitos/vitaminas pueden ser muy útiles. 

📰 Si deseas obtener más información sobre el tema de los micronutrientes en la dieta cetogénica. Lee este artículo. 

Echa un vistazo a nuestro suplemento mineral 20+ de electrolitos Go-Keto. Este suplemento cuidadosamente formulado con 13 electrolitos y 11 vitaminas a partir de ingredientes 100 % puros puede ser de gran ayuda si estás lidiando con los síntomas de la gripe cetogénica o quieres reponer fuerzas y mantenerte hidratado/a y alerta. 

Tareas pendientes: 👍

6 consejos para evitar los típicos errores de los principiantes 

Así que, ahora que conoces los pros y los contras de entrar en cetosis, probablemente estés un poco impaciente por pasar al siguiente nivel. No te preocupes. Estamos aquí para ayudarte a evitar todos los errores comunes de los principiantes, ¡para que pronto empieces a disfrutar de los beneficios de la cetosis!  

Puedes utilizar esto como una lista de comprobación diaria para mantenerte en el camino correcto en las primeras semanas de tu aventura cetogénica.  

  1. Come suficiente grasa. Recuerda, en cetosis, tu cuerpo no almacenará grasa, ¡sino que funcionará con ella! Sin la grasa, te sentirás débil y cansado/a. El mejor tipo de grasa para la dieta cetogénica es el aceite de MCT. que se convierte en cetonas más rápido que cualquier otra grasa. ¡Es excelente para entrar en cetosis y conservar la energía! 
  1. Presta atención a la «gripe cetogénica». Como hemos visto, los signos de la gripe cetogénica podrían deberse a que tu cuerpo te está diciendo que necesitas cuidar tu equilibrio electrolítico. 
  1. Come verduras cetogénicas. ¡Las verduras deben ser tu alimento básico en la dieta cetogénica! Las necesitas por sus micronutrientes, sus vitaminas y su fibra. Es necesaria para no estar estreñido/a. 
  1. Evita comer demasiada proteína. A través de la denominada gluconeogénesis, un exceso de proteínas puede convertirse en carbohidratos. Así que, a menos que hagas mucho ejercicio, mantén bajo control tu consumo de proteínasLee más.  
  1. No hagas trampas. En la mayoría de las dietas, no es un gran problema «hacer trampas» con un poco de azúcar, una galleta o un tentempié rico en carbohidratos. Pero en la dieta cetogénica, te sacará de la cetosis, y volverás al punto de partida. Recuerda: cuanto más estricto/a seas, antes desaparecerán los antojos. 
  1. Mide tus cetonas. Medir tus niveles de cetonas te ayudará a optimizar tu dieta, te alertará de los alimentos ricos en carbohidratos y te mantendrá motivado/a en tu recorrido cetogénico para ser tu mejor versión. 

Y eso es todo por hoy. Mañana hablaremos de las distintas formas de motivarte y apoyarte en tu viaje cetogénico y veremos algunas sugerencias de chefs especializados en la dieta cetogénica. Por ahora, ¡buena suerte y estate atento/a! 


Descargo de responsabilidad 
La información reflejada en este artículo está destinada únicamente a fines educativos. Consulta a tu médico o especialista antes de hacer cualquier ajuste importante en tu dieta.