Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Carbohidratos

(Keto Carbs) 3,4g

Grasas

43g

Proteínas

17g

¡Ésta es una receta que probablemente estabas esperando! Porque, al igual que el pan, la pasta es una de esas cosas que los cetonianos anhelan. Aunque evitar los carbohidratos se haya convertido en algo habitual… Ahora bien, esta receta requiere un poco de tiempo de preparación y espera, pero ¡vale la pena! Imagínate la alegría de servirte un delicioso plato de saludable pasta ceto a base de harina de almendras, servida con hierbas y nuestra exquisita Aceite MCT Go-Keto Shape con sabor a lima… También te daremos algunas sugerencias extra para servir. Sigue leyendo.

El secreto: ingredientes secos

El problema de hacer pasta ceto es que, a menos que no lo hagas bien, tiende a quedar demasiado blanda, empapada o quebradiza. Lo que quieres es una masa de pasta firme y elástica que dé como resultado un trozo de pasta deliciosamente firme en el plato. ¿Y cómo lo consigues? El secreto es: asegurándote de que utilizas ingredientes secos. Por eso aconsejamos asar la calabaza en lugar de hervirla, y por eso intentamos secar al máximo la mozzarella rallada. El psilio y la xantana aportarán la elasticidad necesaria para mantener unida la masa de almendra. Ah, y por favor, no te saltes el enfriado nocturno: es realmente necesario para obtener los mejores resultados.

Consejos para servir

En la receta de abajo, nos ceñimos a un condimento sutil y simple para los ñoquis, en el que el limón del aceite MCT combina sutilmente con la calabaza y las hierbas. Sírvelos con una rica ensalada verde y tendrás una comida ceto de ensueño. ¿Qué te parecen estas formas de servir tus ñoquis caseros?

●  con pesto – ¡un plato italiano clásico!
●  con verduras a la plancha
●  fritos en un poco de aceite, basta con añadir parmesano rallado
●  con champiñones fritos y nata
●  con ajo y salvia ligeramente fritos en mantequilla o ghee

Detengámonos aquí. Porque en este momento, ¡probablemente ya te habrás ido a la cocina!

Raciones: 2

Ingredients

90 g de Harina de Almendra Blanca Go-Keto
60 g de calabaza ecológica
60 g de mozzarella
1 cucharada de Psilio en polvo Go-Keto
1 cucharadita de goma xantana
1 yema de huevo
20 g de queso parmesano rallado
tomillo y/o salvia picados
mantequilla
2 cucharaditas de Aceite MCT Go-Keto Shape
nuez moscada
sal y pimienta

Preparación

  1. Calienta el horno a 160 °C.
  2. Ralla la mozzarella y ponla entre papel de cocina para secarla. Si es necesario, pon un peso encima.
  3. Corta la calabaza en rodajas, sécalas con una toallita (de papel) y colócalas en el fondo de una fuente de horno. Espolvoréalas con un poco de sal y añade sólo un poco de aceite de oliva.
  4. Asa la calabaza en el horno durante 20-30 minutos. Debe estar tierna, seca y dorada, no ennegrecida.
  5. Seca la calabaza a golpecitos y aplástala con un tenedor hasta obtener una pulpa muy fina.
  6. Mezcla la mozzarella rallada con la cáscara de psilio y la goma xantana y fúndela al baño maría.
  7. A la mozzarella fundida, añade la harina de almendras, el puré de calabaza, una pizca de sal y una pizca de nuez moscada en polvo. Mezcla bien, hasta que tengas una masa parecida a la pasta. Tienes que trabajar deprisa, mientras la mozzarella esté aún blanda.
  8. Por último -la masa debe estar más fría ahora para que el huevo no se cueza-, mezcla la yema de huevo. No hace falta que amases, sólo que la masa quede bien mezclada.
  9. Forma un rollo con la masa y envuélvelo en papel de horno. Déjala reposar en la nevera hasta el día siguiente.
  10. Al día siguiente: sobre una hoja de papel de horno, extiende la masa con un rodillo hasta obtener una capa del grosor de un dedo. Necesitas un toque delicado, ¡la masa no será tan elástica como la masa de gluten! Córtala en dados y dales forma de ñoquis, o de cualquier otra forma que te guste.
  11. Hierve los ñoquis en agua con una gota de aceite de oliva durante unos tres minutos. Escúrrelos con mucho cuidado y ponlos en dos platos.
  12. Sírvelos con las hierbas picadas, el parmesano rallado, sal y pimienta, un poco de mantequilla y una pizca de forma de aceite MCT. ¡Que aproveche!