Go-Keto
Suplementos nutricionales

Sentirte sano, en forma y con energía está directamente influenciado por tu estilo de vida y tu alimentación. Para potenciar tu salud metabólica, hemos creado esta gama única de suplementos limpios y equilibrados. Para el rendimiento mental o físico, la inmunidad, la fuerza, la energía, la pérdida de peso, el salud cardiovasculair o las articulaciones. Cada producto único con base científica y totalmente natural.

¿Por qué suplementos Go-Keto?

Si tu objetivo es obtener todos los nutrientes adecuados que te ayuden a sentirte bien y rendir al máximo, echa un vistazo a nuestros suplementos. Fórmulas únicas que realmente funcionan. Desarrolladas por nuestro equipo de investigación suizo para ofrecer resultados científicamente probados. Sólo utilizamos ingredientes esenciales y protectores de alta calidad, como antioxidantes naturales y potentes para más energía y vitalidad.

Opciones de suplementos Go-Keto

Si quieres hacer ceto o simplemente quieres darle a tu cuerpo lo que necesita, Go-Keto tiene los suplementos para ayudarte. Todo el mundo se beneficia de nuestros Electrolitos 20+, con vitaminas y minerales esenciales. Para potenciar tu salud cardiovascular toma nuestra Polifina Corazón y Krill. ¿Sabías que el krill Go-Keto tiene la mayor cantidad de EPA y DHA y colina?
Prueba también nuestra curcumina BCM-95 con cardo mariano para reforzar tu inmunidad y tu hígado. Y si tus articulaciones no son tan flexibles como te gustaría, entonces los suplementos Good for Joints son lo que necesitas..

Descubre todos los suplementos Go-Keto

No sólo para ceto, sino para todos. Elige entre 2 cápsulas diferentes de Electrolitos Go-Keto 20+. Tanto las de 180 como las de 240 contienen todos los minerales y vitaminas importantes que tu cuerpo necesita. El suplemento en el frasco con 240 cápsulas es vegano, tiene más magnesio y más potasio y no contiene calcio.
HEART: Bueno para el Corazón con el potente antioxidante Polifina de la uva, alto contenido en resveratrol, CoQ10, vitamina C y B1.
JOINTS: Bueno para las Articulaciones, formulado científicamente con Polyphine OPC e Hidroxitirosol, Glucosamina, MSM, Molibdeno, Magnesio y Manganeso, y vitaminas añadidas para ayudar eficazmente a cartílagos, músculos y huesos.
Aceite de Krill Superba Boost™ con más Omega-3 que hace que tu índice de Omega-3 aumente el doble de rápido que el aceite de pescado.
Curcumina-Cardo mariano que utiliza Cúrcuma BCM 95 como la forma más absorbible de curcumina y zinc para apoyar tu sistema inmunitario y como antioxidante.

Suplementos vitamínicos 

A nadie se le escapa que nuestros cuerpos necesitan nutrirse, y no solo por razones energéticas. Necesitamos, además, un amplio abanico de micronutrientes para funcionar bien. Lo ideal sería que obtuviéramos todo esto a partir de una dieta saludable y variada, pero no siempre nos es posible. Las vitaminas y los suplementos pueden ser una buena opción para garantizar que obtenemos todos los nutrientes que necesitamos.
 
 

Suplementos vitamínicos: qué son y por qué y cuándo tomarlos 

A lo largo de este artículo hablaremos de: 

  • qué son los suplementos vitamínicos; 
  • por qué tomar suplementos; 
  • por qué son importantes los fitonutrientes; 
  • ¿necesitas un suplemento?

¿Qué es un suplemento (vitamínico)? 

«Suplemento» significa «algo que se añade a otra cosa para completarla o mejorarla», y ese es exactamente el papel que juega en la dieta un suplemento nutricional. Los suplementos pueden ser muy valiosos en caso de déficit nutricional o para optimizar la dieta. Eso sí, nunca deben sustituir a una alimentación o a un estilo de vida saludables. 

Dependiendo de las circunstancias de cada persona, pueden ser más convenientes unos u otros suplementos. Por ejemplo, los suplementos de vitamina D3 están indicados para quienes viven en zonas templadas o frías durante el invierno. La vitamina D3 se produce mediante la exposición al sol y en ese tipo de climas no suele haber muchas horas de sol.
 

Tipos de suplementos

Hay dos tipos de suplementos: suplementos alimenticios, como nuestro aceite Go-Keto MCT o los batidos de proteínas, que contienen concentraciones relativamente altas de nutrientes específicos y se consumen como consumiríamos cualquier alimento o cualquier bebida; 

y luego están los suplementos que suelen venir en forma de pastillas, cápsulas, polvo o gotas, y que están pensados para tomarse de forma independiente a las comidas. Tales suplementos contienen, por regla general, (micro)nutrientes específicos a concentraciones más altas que las que se pueden encontrar en los alimentos.  

Las vitaminas y los suplementos más comunes incluyen: 

  • vitaminas A, B1, B2, B3, B5, B6, B7, B9 (ácido fólico) y B12, C, D3, E; 
  • omega-3, que contiene ácidos grasos esenciales como DHA y EPA;  
  • minerales como calcio, sodio (sal), potasio, magnesio, hierro, yodo o zinc; 
  • aminoácidos, que se combinan para formar proteínas; 
  • enzimas, que son proteínas necesarias para catalizar reacciones metabólicas y químicas; 
  • fitonutrientes, es decir, micronutrientes bioactivos de origen vegetal que pueden tener, por ejemplo, propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, con lo que protegen a las células contra los daños. 

 

La historia de las vitaminas 

Por extraño que pueda sonar, las vitaminas no se «descubrieron» hasta principios del siglo XX. Fue entonces cuando los científicos repararon en que había enfermedades causadas por un déficit nutricional. Casi todo el reconocimiento hay que otorgárselo al bioquímico Casimir Funk, que no solo bautizó a las vitaminas como tales en 1912, sino que vinculó, además, una serie de enfermedades a la ausencia de ciertas sustancias: el escorbuto (vitamina C), el beriberi (vitamina B1) o el raquitismo (vitamina D). Aun así, hubo que esperar hasta 1948 para tener la lista completa de vitaminas que hoy conocemos.
 

¿Y qué son, entonces, los suplementos multivitamínicos? 

El término «multivitamínico» no es del todo correcto, ya que lo habitual es que este tipo de suplementos contengan no solo vitaminas, sino diferentes micronutientes, como por ejemplo los minerales. Nuestro suplemento Go-Keto Electrolytes 20+ contiene una amplísima variedad de micronutientes suplementarios —más de 20—, con atención especial a los electrolitos, tan importantes para las dietas «keto» y bajas en carbohidratos.
 

¿Por qué tomar suplementos?  

Es una pregunta muy legítima. Al fin y al cabo, se supone que la comida ya contiene todos los nutrientes que necesitamos… ¿o no? Así es, en teoría, pero en la práctica puede que nuestra dieta no nos ofrezca los suficientes micronutrientes. Y no se trata solo de lo complicado que resulta conciliar el ajetreo y el estrés de la vida moderna con una dieta saludable y equilibrada. 

Aunque en las sociedades occidentales no haya escasez de alimentos, los déficits nutricionales son mucho más comunes de lo que podríamos imaginar. Por ejemplo, quizás no sepas que entre el 15 y el 30 % de la población europea tiene déficit de magnesio de leve a moderado [1,2].  

Como consecuencia de la agricultura intensiva y mecanizada de hoy en día, los alimentos —salvo que se cultiven de forma ecológica— contienen mucha menos concentración de minerales y de otros micronutrientes que en tiempos de nuestros abuelos [3]. Conseguir todos los nutrientes necesarios de los alimentos requiere voluntad y esfuerzo. Sin embargo, las estadísticas muestran que cada vez consumimos más alimentos procesados y refinados, lo cual incrementa aún más el riesgo de déficits nutricionales.

La importancia de los fitonutrientes 

Siempre que no estén demasiado diluidas ni muy procesadas, las verduras y las frutas contienen otro tipo de micronutrientes, además de vitaminas y minerales: los fitonutrientes.  Hablamos de sustancias químicas que producen las plantas para protegerse contra «atacantes» como el moho, los insectos o las enfermedades. En el cuerpo humano también desencadenan reacciones que nos son útiles. Pueden actuar como antioxidantes y combatir así contra los radicales libres causantes del daño celular o tisular y también son antiinflamatorios.   Hasta la fecha, se han identificado alrededor de 25 000 fitonutrientes y, de entre ellos, el subgrupo de los «polifenoles» es quizás el más importante. Los polifenoles más conocidos son el Resveratrol y el OPC y es en la uvas (Vitis vinifera) donde encontramos la mayor variedad de ellos.   El Polyphine® que utilizamos en nuestro Good for HEART Resveratrol, OPC, CoQ10: Polyphine extrae de uvas francesas —incluidos el tallo, la piel y las semillas— para ofrecerte todas las variedades y todos los beneficios de los polifenoles.   Polyphine® también se utiliza en Bueno para ARTICULACIONES con Glucosamina y Vitamina D  , que contiene no soloelementos básicos para huesos, articulaciones, cartílagos y ligamentos, sino también un poderoso agente para combatir las inflamaciones que a menudo ocasionan el dolor articular.  

¿Cómo se producen los suplementos?

Los componentes de los suplementos de los que hemos hablado más arriba pueden ser sintéticos —producidos en laboratorio como productos químicos— o de origen natural. Las vitaminas, los minerales y otros ingredientes naturales se extraen de fuentes naturales. Los suplementos de omega-3, por ejemplo, solo pueden obtenerse de fuentes naturales como el pescado o el krill. El objetivo de Go-Keto es que todos los ingredientes de nuestros suplementos provengan de fuentes naturales, bioorgánicas y sostenibles. Los suplementos pueden contener, además, extractos de determinadas plantas y hierbas, como es el caso de la cúrcuma, el cardo mariano, las uvas, etc., ya que contienen importantes fitonutrientes. Un suplemento natural bien formulado debe contener ingredientes que propicien la mayor biodisponibilidad posible; es decir, que se puedan absorber y utilizar con facilidad.  

¿Debería tomar suplementos?

Bajo ciertas circunstancias, nuestra capacidad para absorber los nutrientes de los alimentos puede verse mermada, o quizá necesitemos más de esos nutrientes. Estos son algunos de esos casos: 
  • estrés o falta de sueño; 
  • ejercicio intenso;  
  • patologías médicas (por ejemplo, diabetes o alergias); 
  • consumo elevado de azúcar, refrescos o alcohol; 
  • uso de ciertos medicamentos. 
  También es conveniente que ciertos grupos de población, como los niños pequeños, los adolescentes, las embarazadas o las personas mayores, tomen suplementos para funcionar lo mejor posible y evitar déficits.   En general, las autoridades sanitarias aconsejan que se ingiera una cantidad suficiente de aquellos nutrientes de los que solemos ser más deficitarios. Hablamos de vitaminas A, B11 (ácido fólico), D3 y B12; minerales como el magnesio, el hierro, el zinc o el calcio; y por último, pero no por ello menos importante, omega-3 DHA/EPA.   Nuestro cuerpo no puede producir EPA y DHA, por lo que necesitamos obtener estos importantes omega-3 de lo que comemos o de suplementos. Son beneficiosos para (250 mg diarios): 
  • una función cardíaca y una salud cardiovascular normales; 
  • una correcta visión (el DHA es un componente importante de la retina); 
  • una función cerebral normal (la concentración, el aprendizaje o el equilibrio mental).  
Para obtener omega-3 a partir de la comida, tendríamos que consumir pescados grasos entre una y dos veces a la semana. Pero si no tenemos esa posibilidad, se puede optar por un suplemento de omega-3 de alta calidad como nuestro aceite de krill Omega-3 Superba Boost. Para terminar, te recomendamos que te informes sobre las ventajas de consumir aceite de krill en lugar de aceite de pescado. 

———-

  1. DiNicolantonio, J. J., O’Keefe, J. H., & Wilson, W. (2018). Subclinical magnesium deficiency: a principal driver of cardiovascular disease and a public health crisis. Open heart, 5(1), e000668.  
  2. Mensink, G., Fletcher, R. et al. (2013). Mapping low intake of micronutrients across Europe. British Journal of Nutrition, 110(4), 755-773. 
  3. Thomas, D. (2003). A Study on the Mineral Depletion of the Foods Available to us as a Nation over the Period 1940 to 1991. Nutrition and Health, 17(2), 85–115.